El sol, el frío, los días de playa, los productos químicos y el alisado son algunos de los factores que más daños causan tu cabello y a los que es casi inevitable no exponerlos. En revistas, sitios web y foros de peluquería te encontrarás con una gran cantidad de información acerca de rutinas para cuidar y reestructurar el cabello, sin embargo, no todas las rutina, productos y técnicas son recomendables para todas las personas, debes tener cuidado con los productos y técnicas que utilices.

Cada vez son más las personas preocupadas por el cuidado de su cabello y si tú eres una de ellas la información que a continuación proporcionamos te será de gran ayuda, sigue estos cinco consejos y disfruta de un pelo fuerte y sano:

Cepilla tu cabello

El cuero cabelludo produce de forma natural el sebo para proteger la cutícula y raíz de cada pelo, el cepillado es la mejor manera de hacer llegar esta protección hasta la punta del cabello y evitar los molestos enredos, debes realizarlo 2 veces al día con un cepillo de cerdas suaves, de igual manera si vas a lavar tu cabello cepíllalo antes y quedará más suave y manejable.

Masajea el cuero cabelludo

Como ya mencionamos el cebo que se produce en el cuero cabelludo es muy importante para la protección de la cutícula del cabello, las personas con resequedad en el cuero cabelludo pueden aliviarla realizando un suave masaje capilar en toda la cabeza, realiza movimientos circulares con la yema de los dedos y si lo deseas puedes aplicar algunas gotas de aceite de romero, resino o almendras, si tu cabello es graso bastará solo con el masaje.

Utiliza la cantidad adecuada de champú

Contrario a los que muchas personas creen no es necesario utilizar mucho producto para lavar el cabello. La técnica recomendada por profesionales y en los foros de peluquería para calcular la cantidad ideal de champú es colocar la palma abierta y aplicar un poco del producto hasta llegar al tamaño de una moneda. Una vez este tu cabello mojado aplica el champú por parte y en este orden: coronilla, nuca, laterales y largo. El exceso de champú produce resequedad en el cuero cabelludo, esto debilita la cutícula del cabello y estimula la caída del mismo.

Utiliza enjuague

El enjuague es tu mejor aliado para lograr un cabello suave, fuerte, sano y con mucho brillo. Luego de retirar todo el champú del cabello, aplica con la misma técnica el enjuague, déjalo actuar por 5 minutos y lava tu cabello con agua fría.

Acondicionador y mascarillas

La mejor manera de consentir a tu cabello es utilizando estos productos. Las mascarillas nutren y fortalecen el cuero cabelludo, para potenciar su efecto coloca un gorro térmico, bolsa o plástico de envolver sobre el cabello y luego una toalla caliente por 15 minutos, retira con agua fría. El acondicionador debe ser aplicado suavemente desde la mitad del largo hacia las puntas.